Make your own free website on Tripod.com
 
 
del brazo con la verdad     Revista Gente

Tú estas aquí (You are here): Portada > Indice > Artículos de Fondo > Huaycos
Artículos de Fondo 
       
Edición 1314
Anuncios
 

 
 
 
 
 
 
 

 

publicidad@genteperu.com

 
 











escribe a publicidad@genteperu.com




























      ¡hay que estar loco
     para vivir aquí! 
 
¡urge reubicarlos!  


Peligro: un huaIco puede terminar con la vida de 120,000 pobladores.
En los años 1987 y 1998 sucedieron dos funestas tragedias en Lima como consecuencia de los huaicos. La primera ocurrió en Chosica provocando 30 muertos y 25,000 familias damnificadas. La segunda tuvo su origen en nuestra capital y las pérdidas que ocasionó fueron catastróficas: doscientos noventa y seis personas muertas y 67,068 familias damnificadas. "Actualmente son 120,000 pobladores que habitan a lo largo de la cuenca del río Rímac (desde Matucana - pasando Chosica - hasta el Callao) y en la quebrada del río Huaycoloro que se encuentran en grave riesgo en caso de ocurrir un huaico". Así nos manifestó la Ing. Cirila Vivanco, funcionaria del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), en un recorrido que realizamos con ella por las ZONAS DE ALTO RIESGO EN LIMA EN CASO DE OCURRIR UN HUAICO. Además, señaló que si bien es cierto que "el Indeci realiza trabajos de prevención, les falta mayor apoyo del gobierno, sobre todo para poder reubicar a toda esta gente", y fue enfática en señalar que "hay muchos pobladores que se niegan a ser reubicados". A pocos días que ha empezado a llover en Chosica, gente, alarmado por la situación en que viven estas personas, decidió visitar estas zonas. Aquí el informe:

para localizar las zonas de alto riesgo en Lima, visitamos al Sr. Gilberto Romero, coordinador de Predes, que nos informó que en la cuenca del róo Rímac y en sus quebradas existen las siguientes zonas de peligro (con el número de habitantes por quebrada).

Las zonas de alto riesgo
Quebradas de Chosica

Quirio.- 15,000 habitantes.
Pedregal.- 12,000 hbts.
Carossio.- 1,200 hbts.
Corrales.- 700 hbts.
Cashahuacra.- 1,200 hbts.
Chure.- 120 hbts.
Santa Rosa.- 220 hbts.
La Ronda.- 700 hbts.
Daniel Hipólito.- 120 hbts.
Cuchimachay.- 100 hbts.
Chucumayo.- 60 hbts.

En Santa Eulalia
Cashahuacra.- 1,200 habitantes aproximadamente.
Quebrada de Huaycoloro (Jicamarca)
Es la quebrada que más afecta a Lima, como en los años 1987 y 1998.
Quebrada de Huarochirí
Matucana. Con 5,000 habitantes aproximadamente. Y algunas zonas ubicadas en el cauce del río Rímac de los distritos: Chaclacayo, Santa Anita, Vitarte, Zárate, Rímac, San Martín de Porres y Callao.

Chosica, la zona de más alto riesgo
Iniciamos el recorrido con dirección a Chosica, que es la zona de mayor riesgo por su número de habitantes: 150,000. Al llegar, fuimos recibidos por Roberto León, secretario del comité de defensa civil de esta localidad, quien nos manifestó que sólo el 40% de esta población estaría en peligro.
Mientras avanzábamos hacia la quebrada de Carossio, la Ing. Vivanco (hicimos el recorrido con ella) nos informó que en esta localidad "existe un comité de defensa civil que se encarga de ejecutar los trabajos de prevención, emergencia y rehabilitación en los puntos de mayor peligro que nosotros proponemos y supervisamos. Además, debe contar con un ingeniero para asesorar en estas labores".

La quebrada de más alto riesgo en Chosica: Carossio
Al llegar a esta zona, comprobamos que aquí existe un enorme peligro puesto que en el año 1950, al construir la hidroeléctrica de Juan Carossio (en las faldas de la quebrada), el material suelto que quedó de los trabajos lo pusieron en la parte superior de ésta y en lugar de llevarlo a otro lugar, lo dejaron allí.

En esta zona existen dos riesgos: los temblores y los huaicos, puesto que de suceder así puede sepultar a la ciudad que, está ubicada a orillas de la quebrada.

En Pedregal empieza todo
Rápidamente (porque las quebradas están ubicadas a cortas distancias) subimos hasta la quebrada de Pedregal, donde a simple vista se puede observar que es una zona de altísimo riesgo. Las casas están muy cerca a las quebradas, que son muy profundas, como abismos.
Más aún, encontramos (que en una de estas viviendas) había una piscina donde niños y adultos disfrutaban del sol reinante en esos instantes. Eso sí, nos hicimos una pregunta, ¿pero si en esta zona no hay luz ni agua? El ingreso a "la piscina del abismo" era muy sencillo: 50 céntimos.

En esta quebrada Defensa Civil ha construido diques para retener el paso del huaico y evitar que llegue al río Rímac. De este modo, se podrá conjurar el peligro en las casas de este sector.

"Estos diques se han construido luego de la tragedia de 1987 (9 de marzo) y han cumplido su objetivo de que vuelva a ocurrir una tragedia parecida en los años siguientes", nos manifestó la Ing. Vivanco.

Hacia San Juan de Lurigancho
Terminamos nuestro recorrido en Chosica y fuimos con dirección de la quebrada de Canto Grande (San Juan de Lurigancho). Aquí encontramos pueblos jóvenes como Las Bases de Huáscar, en el Alto de Belén. Acá no hay agua y luz; el líquido vital llega en camiones cisternas que se vende a 0.80 céntimos, precio que la gente no puede pagar.

En San Martín de Porres, Puente del Ejército
Al llegar a esta zona, la Ing. Vivanco nos manifestó que "son 400 familias las que viven al borde del acantilado del río Rímac, siendo una zona de altísimo riesgo en caso de ocurrir un huaico, porque puede triplicar el caudal del Rímac (normalmente de 60 metros cúbicos por segundo), socavar las laderas y provocar la caída de todas estas casas".

En el puente Morales Duárez
A pocos metros del Puente del Ejército se encuentra el AH 9 de Octubre, bajo el puente Morales Duárez. "En esta zona son también 400 las viviendas que están en gravísimo riesgo hasta el puente Faucett-Callao. El problema aquí es igual que en el Puente del Ejército", sentenció, la Ing. Vivanco.
De esta manera terminó nuestro recorrido por las principales zonas de alto riesgo en Lima, y nos regresamos a casa con una sola pregunta ¿Todo esto tiene solución?

Problemas entre defensa civil y predes
Al contactarnos con los representantes de Defensa Civil y de Predes, nos dimos cuenta de que existe un enfrentamiento entre estas instituciones, por el tema de quién tiene la razón en las medidas que se deben tomar para salvar a estas personas de una posible desgracia. La obra de prevención realizada en Quirio (Chosica) es el tema de discusión entre estas entidades. Aquí parte de sus declaraciones.

Según Romero (Predes): "En Chosica, el punto más crítico es la quebrada de Quirio porque en su cauce hay 16 diques transversales que pueden afectar al AH Ricardo Palma, que tiene una población de 15,000 habitantes, en caso ocurriese un huaico". Para Romero, los diques no tienen por qué estar en esa zona, deben desaparecer.

Respuesta de la Ing. Vivanco, funcionaria de Indeci: "Es cierto que Quirio es una zona de grave riesgo, pero los diques tienen la capacidad de retener los huaicos. El único problema en esta zona es la parte de arriba (en la cima de la quebrada), ahí hay que hacer un dique más grande.

Además, la Ing. Vivanco puso como ejemplo a la quebrada de Pedregal, donde los diques funcionaron muy bien en la contención de los huaicos ocurridos desde el año 1987 (año de la tragedia) a la fecha. Para Vivanco, la única respuesta a Predes es el trabajo realizado por Indeci en Predegal.

Marginales de los marginales
Para poder conseguir una respuesta al por qué las personas se han ubicado a vivir en estas quebradas y zonas de alto riesgo, y, sobre todo, por qué se rehúsan algunas familias a ser reu-bicadas, visitamos al sociólogo Aldo Panficci, quien nos explicó esta situación: "Estos pobladores son los marginales de los marginales, personas que se autoubican al borde, al borde de la muerte, aparte de la vulnerabilidad del lugar, de enfermedades. La muerte es una experiencia muy cercana. Si alguien se muere, qué mala suerte. Estos pobladores son un segmento derrotado por la pobreza (según el Banco Mundial, este sector representa un 16% de la extrema pobreza del país). Para ellos vivir o morir no tiene gran diferencia.

Aparte, para el sociólogo Panficci, "estas poblaciones deben de ser comunidades con relaciones sociales muy violentas, debe haber mucha tensión, muy poca unión y con mucha violencia familiar. Por eso, las autoridades (municipalidad y Defensa Civil) deben de tener problemas al organizarlos y reubicarlos".


    Más sobre el autor de la nota
    Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com                       Página mantenida por MAdSWAN Web